logo

Un hasta luego a Beto, el ángel de los migrantes

Este es Alberto Donis, a quien conocí en el 2010. Fue la primera vez que crucé territorio mexicano para contar la historia de lo que es irse mojado. Una de las paradas en el trayecto, fue en la Casa Hermanos en el Camino, el albergue que en Ixtepec, Oaxaca, recibe a los migrantes y les da techo y comida. Beto fue un gran apoyo, tras nuestra llegada nos recibió y de inmediato gestionó para que el Padre Alejandro Solalinde nos concediera una entrevista. Era un joven humilde, con un compromiso de lucha a favor de los migrantes. Él también fue un migrante, que en poco tiempo de soñar con llegar a Estados Unidos, decidió quedarse en México y apoyar al Padre Alejandro Solalinde.

Desde el 2008, tras sufrir la persecución de los Federales, Amnistía Internacional lo declaró defensor de los migrantes y desde entonces fue la mano derecha del sacerdote y llegó a convertirse en coordinador del albergue. Lo hizo durante nueve años, hasta que un accidente en Tonala, Chiapas, cegó su vida el pasado jueves 29 de junio. . Los siguientes 3 años que regresé a Ixtepec, siempre estuvo atento para darnos el apoyo en nuestras visitas, para contarnos todas las aventuras para defender el albergue y a los indocumentados.

Sus últimas luchas fueron la defensa por la casa del migrante en Chaguites, la intención de cerrar ese albergue lo había movilizado para activar organizaciones, personas y de esta manera evitar que ese centro de ayuda a los migrantes se cerraron. En su vida quedaron varios proyectos por hacer, pero los que lo conocimos sabemos que con esos años de trabajo, Beto tiene un lugar especial en el cielo.

Beto hoy descansa, y se convierte en el ángel de los migrantes, quien desde el cielo vela por esos hombres, mujeres y niños que siguen cruzando, que siguen arriesgándose para encontrar una oportunidad que no logran encontrar en sus países. Desde tierras hondureñas agradezco a Dios por haberlo conocido. Es una lástima su inesperada partida

.

Hasta luego Alberto Donis. Gracias por tu enorme ayuda para los migrantes.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *